¿Sabías que el 50% de las PYMES quiebran durante el primer año de actividad, el 80% fracasan antes de cumplir cinco años de existencia y el 90% no llegan a los diez años?

Los dueños de las PYMES normalmente atribuyen el fracaso a fuerzas externas: económicas, políticas y sociales; al mercado, a la competencia desleal, escaso apoyo del estado, fuentes de financiación inexistentes o excesivamente costosas, excesivos controles gubernamentales.

Si bien esos factores afectan, la verdadera causa se encuentra en la insuficiente capacidad de gestión de sus responsables, que se refleja en:

- Problemas para vender,

- Problemas para producir y operar,

- Problemas para controlar,

- Problemas en la planificación,

- Problemas en la gestión.

El único camino para el empresario es capacitarse y rodearse de personas o servicios externos de calidad con los cuales formar un equipo para conducir el navío del negocio hacia su destino de crecimiento y rentabilidad, sorteando hábilmente las embravecidas olas del agitado mar de la economía y de la feroz competencia en el sector en el que opera.

Las crisis fortalecen a los que están mejor preparados

Para tener más, hay que SER MÁS. En una crisis se puede achicar todo, menos la capacitación.

El ambiente altamente competitivo de los negocios exige la innovación permanente y la adopción de las mejores practicas empresariales. Por esa razón, la formación de un empresario nunca termina.

Encuentra aquí contenidos que te habilitarán para tomar las mejores decisiones en el día a día de tu negocio y de esta manera sostenerlo y sobre todo ¡Hacerlo crecer! Un programa pensado para el empresario que no dispone de mucho tiempo y necesita ante todo herramientas prácticas y efectivas.